Mucha gente no suele cumplir la mayoría de sus propósitos establecidos generalmente para el nuevo año y no se culminan por falta de preparación mental; es decir, la parte afectiva y emocional.

Para ahondar en la afirmación anterior debemos analizar el significado de propósito y presentar uno más amplio y tal vez más claro el cual se define como “la intención de hacer o dejar de hacer algo”. Observemos una nueva palabra que surge de la definición: “Intención” ¿qué significa? Idea que se persigue con una acción o un comportamiento. Por último, precisemos el concepto de ideal: es una representación mental de algo real o irreal.

propositos
De lo anterior surge un concepto más claro del vocablo “Propósito” que seria el siguiente: Perseguir con acciones o con un comportamiento una representación mental real o irreal.

Para poder llevar a cabo un propósito primero se piensa y luego se actúa. El logro de un propósito inicia con una poderosa representación del mismo en la mente aunado con sentimiento de triunfo y gozo profundo.

Si usted tiene la intención de dejar de fumar por ejemplo, debe construir en su mente una imagen propia realizando las actividades cotidianas sin fumar pero además con un sentimiento de total felicidad, en pocas palabras, usted se imagina feliz sin fumar. Si usted fuma cuando maneja imagine conducir su coche sin cigarrillo en la mano, escuchando la música que más le agrada y con muchísimo aire fresco.

Otra parte importante para formar una representación poderosa en la mente es la búsqueda de información valiosa por tanto deberá dedicar buen tiempo a ello, en el caso de nuestro ejemplo, si se desea dejar de fumar entonces se investiga todo lo referente a la adicción de este fármaco y sus contras: ¿cómo funciona?, ¿qué es la nicotina?, ¿qué enfermedades desencadena? Si es posible incluso puede observar fotografías de personas agonizantes de cáncer o enfisema pulmonar y memorizarlas.

Una amiga para dejar de fumar imprimió una fotografía de una madre moribunda conectada a un respirador que fallecía lentamente junto a sus pequeños hijos. El artículo de donde extrajo esta imagen desgarradora lo comenzó a escribir la misma mujer de la fotografía pero no lo pudo concluir pues falleció a los 34 años de edad por cáncer pulmonar. La editora de la revista culminó la historia con la noticia de su muerte. Mi amiga cumplió el año pasado 11 años sin fumar. Hay que tomar acciones muy grandes e inteligentes para llevar a cabo un propósito.

Debe visualizar una imagen poderosa en su mente de aquello que desea alcanzar y debe sentir un gozo profundo por el triunfo obtenido aunque ni siquiera haya empezado actuar. Nuestra mente es poderosa y le guiará hacia las pautas que debe realizar de manera natural, sin crear estrés ni sentimientos de lucha, resistencia o culpa. Al principio tal vez le será duro, sin embargo una mañana se sorprenderá al contemplar que su propósito ha sido culminado.