Eres una persona tan especial en mi vida, la que tanto amo, la que cada día cuido y protejo, mi sueño, mi perpetua ilusión. Realmente me siento tan bendecido por haberte conocido, eres una chica excepcional en todo sentido y sobre todo eres mía mi amor.

Me llenas tanto cada día, siempre estás junto a mí, y me haces tan feliz. Te amo, no existen palabras para describir con exactitud lo que siento por ti, tendría que inventar otro idioma en otra dimensión para poder expresarte lo que mi corazón siente cada instante. Eres un motivo fuerte para vivir.

Te amo con ese profundo amor que nos tenemos. Adornas mi vida con tu encanto cada día, por ti veo los colores del universo, por ti late cada segundo mi corazón y por ti cada sueño se hace realidad. Eres lo mejor que siempre me pudo haber pasado, un regalo divino, un tesoro del cielo, un destino marcado; sin duda, el eslabón que estaba perdido mucho tiempo en mi corazón y que lo hallé misteriosamente un buen día.

Eres la pieza maestra de mis sentimientos y sobre todo mi esposa bella que tanto amo, una perla en el pacífico, un camino de estrellas, un sueño interminable que sigue haciendo latir mi corazón con esa misma fuerza que tuvo desde el principio, desde la primera vez que miré tus bellos ojos.

Mi princesa, que El Eterno te bendiga a mi lado por muchos años más, y que me otorgue la dicha de seguirte teniendo junto a mí, para seguir amándonos y compartiendo juntos toda la Eternidad. ¡Qué feliz me haces y qué amor más grande es el que siento yo por ti!, quiero envejecer a  tu lado, quiero llenarme de ti para siempre!.

Gracias por existir princesa de mi vida; desde que te vi supe, que para siempre serías mía.

Con el amor sublime que te tengo:

Tu esposo Alex Méndez Romero.